Muchos nombres en Francia

Debutó la Francia de Didier Deschamps en Rusia denotando lo que viene siendo en los últimos años y, es que, más allá de las excepcionales individualidades, el técnico francés no ha conseguido que su equipo terminé de encajar como un engranaje a la altura de lo que demanda un serio candidato al título. En su estreno mundialista, la sorpresa saltó en la delantera, poniendo sobre el terreno de juego su arsenal más vertiginoso e incisivo, dejando de lado esa figura de referencia tan habitual en el equipo de Didier. Por delante de Kanté, Tolisso y Pogba, que conformaban el centro del campo, Ousmane Dembélé, Kylian Mbappé y Antoine Griezmann formarían la punta de ataque en busca de esa movilidad y versatilidad que pudiera desquebrajar el sistema defensivo australiano. Lejos de eso, el histórico encuentro (estreno del VAR, para bien de este deporte), sacó a la luz las carencias de un conjunto tan apático en estático, como peligroso en transición. Tolisso ejercía abarcando campo para acompañar a Kanté, mientras que Pogba o bajaba a la raíz de la jugada y ralentizaba la salida, o se estiraba y partía la jugada reduciendo la fluidez del movimiento.

Francia sigue sin encontrar un contexto favorable a Pogba, y la circulación de balón carece de fluidez en estático

Ante una selección australiana que optó por un repliegue bajo para juntar líneas y reducir espacios, el problema fue cimentándose desde bien temprano. Ni siquiera los constantes cambios de posición entre Griezmann y Mbappé lograron generar algún espacio y, salvo en jugadas aisladas por la propia inercia de la calidad en sus jugadores, Francia no era capaz de generar verdadero peligro sobre la portería de Ryan. Australia tenía claro que el balón iba a estar en los pies de Francia, y jugó con eso. A la falta de ritmo que ya de por sí le imprime el equipo de Deschamps, los australianos ayudaron con pequeñas desconexiones transitando en horizontal en cada robo para dormir, en la medida de lo posible, el encuentro. Y ahí apareció la figura de Aaron Mooy. El número trece absorbió el balón como suyo en cada posesión de su equipo, gestionó cada momento y organizó el centro del campo para desconectar a su rival. Pero si esta Francia tiene un gran déficit en ataque posicional, también tiene una gran ventaja en transición, y apenas una fue suficiente para mostrar el potencial de sus jugadores de ataque. De cada uno de eso nombres que, de momento, brillan más por separado que como equipo.

Redactado para Garrincha Magazine

Anuncios

El príncipe de Francia

Les tocó esperar y sufrir, sobre todo sufrir, pero el Atlético de Madrid volvió a levantar un título europeo de la mano de Diego Pablo Simeone. Y lo hizo de la mejor manera posible, fiel a su estilo, sin titubear, y dejando en prácticamente nada a un Olympique de Marsella que, por muy poco, se quedó sin poder asustar. Seguir leyendo “El príncipe de Francia”

La última fragancia europea del Vicente Calderón

Manuel Gómez

El último derbi que podrá disfrutar el Vicente Calderón llega con ese aroma especial de cita importante, de, sin duda, lo que puede ser una cita para el recuerdo. En el mejor escenario, como es Europa, y con todos los focos centrados sobre él, pese al contexto adverso que podría suponer lo visto hace apenas una semana en el Santiago Bernabéu. Cosas del destino, por justificarlo de alguna manera, el último partido del equipo de Diego Pablo Simeone en este escenario será, posiblemente, totalmente opuesto a lo vivido durante estos últimos años, por regla general, a orillas del Manzanares. Seguir leyendo “La última fragancia europea del Vicente Calderón”

Dominaba Kroos, pero apareció Antoine

Manuel Gómez

Quizás uno de los derbis con menos historia trascendental de los últimos años se disputaba en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid de Zinedine Zidane saldría con su once de gala, once donde, para el técnico francés, de momento no tiene cabida Isco. Bajo un 4-3-3 con Casemiro reforzando a Kroos y Modric, y la BBC en punta de ataque, el plan no le salió del todo mal a Zidane, aunque los méritos, quizás, deberíamos dárselos a Diego Pablo Simeone.

Seguir leyendo “Dominaba Kroos, pero apareció Antoine”

Leo Messi contra todo

No pasó a la final, no ganó el partido y no podrá celebrar, pero el Atlético de Madrid volvió a evidenciar, como ya hiciera en los últimos cuarenta y cinco minutos del Vicente Calderón, que ofrece y propone más que el FC Barcelona de Luis Enrique. Un Barça que ante la ausencia de Neymar formó bajo un 4-4-2 en busca de mostrar más solidez, pero que lejos de conseguirlo, dejó peor imagen que la mostrada la última semana.

Seguir leyendo “Leo Messi contra todo”

Una batalla en el Vicente Calderón

El primer sabedor del pobre juego del FC Barcelona las últimas semanas es Luis Enrique, y si bien solventarlo no parece vaya a ser prioridad a corto plazo, sí parece tener claro como afrontar este tramo de la temporada: aferrándose a la MSN.

Seguir leyendo “Una batalla en el Vicente Calderón”

Giménez en Ipurúa

La entrada de José María Giménez en el centro del campo del Atlético de Madrid bien podría explicar lo acontecido en Ipurúa. Diego Pablo Simeone decidió ser lo más pragmático posible, y cediendo cualquier clase de iniciativa, esperó y contragolpeó ante el Eibar.

Seguir leyendo “Giménez en Ipurúa”