Sobre el tiempo y su certeza

Ese carácter sosegado, la tranquilidad desprendida en cada una de las palabras que, no solo sirvieron para convencer al público en general, sino que lograron convencer a sus hombres en particular. El acento francés que firmó la Novena, aprendió con la Décima y trajo la Undécima. En un mar bañado por la tempestad, fue capaz, contra todo pronóstico, de llevar el barco a buen puerto. Eso se esperaba de Zinedine Zidane, y así lo confirmó el paso del tiempo, juez inequívoco en las situaciones más complejas. Acabó siendo, tras largos meses, algo que parecía una utopía, pues no fue el Real Madrid de Cristiano, ni lo fue tampoco de Sergio Ramos, ni de Luka Modric o Isco Alarcón. Acabó siendo el Real Madrid de todos ellos y de hasta diecinueve jugadores más, acabó siendo el Real Madrid de Zinedine Zidane.

Una gestión que llevó a destacar la figura de todos como una sola.

Analizar las claves que llevaron a este Real Madrid a levantar su trigésimo tercer título liguero, sin ser complicado, tampoco sería breve. La importancia de la profundidad y generación de Marcelo y Carvajal, el bloque defensivo ligado a la figura de Casemiro, las heroicidades de Sergio Ramos, el dominio de Toni Kroos y Luka Modric, el último mes de Keylor Navas y la mera presencia, otro año más, de Cristiano Ronaldo. Un plan A autosuficiente a la par que contundente y que, además, se vio acompañado por un fantástico plan B. La consagración de Nacho, la verticalidad de Mateo Kovacic, la irrupción de Marco Asensio, la perseverancia de Álvaro Morata y, por supuesto, la magia de Isco Alarcón. Un porcentaje de activación de la plantilla que nunca antes, posiblemente, se había podido disfrutar en el Santiago Bernabéu, escenario principal de tal hazaña.

El componente emocional sobrepasó el técnico y táctico.

Y es que, las dudas generadas en tantas noches desde su llegada, la falta de historial y de, en varias ocasiones, recursos, no fue impedimento para que el técnico francés se valiera de su principal y más importante arma. Hizo creer a un grupo de estrellas, de trabajar por el equipo, de pelear cada minuto por corto que pudiera parecer para algunos. Si la Copa de Europa levantada el año pasado se sirvió gracias a las individualidades, este año la Liga ha llegado gracias la unión y trabajo por un mismo objetivo. Y al final, lo que parecía una odisea a la deriva, terminó por confirmarse con el tiempo. Un tiempo que no falla y cuya certeza, a fin y al cabo, es absoluta. Eso es, ha sido, y será, el Real Madrid de Zinedine Zidane. Un equipo que pasará a la historia.

Imagen: Octavio Passos – Getty Images

Anuncios

Lo que pudo ser, pero nunca fue

Manuel Gómez

Quizás fue ese aroma tan Mesut Özil que desprendía a primera vista, o quizás su ritmo y alegría colombiana. En verdad, no lo sé y, por lo que parece, no llegaré a saberlo. Tras la conquista de la Décima, James desembarcó en Chamartín con ganas de comerse la capital del fútbol. Una notable temporada en el Mónaco y un gran Mundial le respaldaban, aunque lo que sonara, a oídos de la prensa, fuera algo totalmente ajeno a lo futbolístico. Las comparaciones siempre son odiosas, y a él le tocó lidiar con una bastante complicada, pues la figura de Ángel Di María en 2014 había sido superlativa, pero lejos de amedrentarse, siguió de cara, a base de trabajo y logrando, al final, su primer objetivo.

En el 4-4-2 de Carlo Ancelotti, James pudo brillar con luz propia.

La casi habitual ausencia de una de las figuras de la BBC, especialmente la de Gareth Bale, acabó por modificar el planteamiento inicial de Carlo, derivando en el ya conocido 4-4-2 de los centrocampistas, principal responsable de aquellas 22 victorias consecutivas. Junto a Toni Kroos, Luka Modric e Isco Alarcón, James formó parte de lo que pudo haber sido, aunque al final no fue. Su desparpajo con el balón y la facilidad para generar de su pierna izquierda le hacían una pieza no única, pero sí muy exclusiva en Europa. Aunque, como muchas otras, esa historia que tan bien había comenzado, acabó por tornarse gris y oscura debido a las lesiones y, en consecuencia, forzó la salida de Carletto para dar paso a la llegada de Rafael Benítez. Ante un estilo contrapuesto, la decadencia comenzó su firme e impasible paso. La entrada fija de Casemiro en el once blanco no hizo más que empeorar la situación del colombiano que vio como sus opciones, ligadas al bajo momento de forma por el que pasaba, acababan por sacarle del once.

La llegada de Zinedine Zidane no fue suficiente.

Ni siquiera la llegada del técnico francés, aliciente suficiente para casi cualquiera, fue capaz de darle vuelta a esa situación de desidia en la que había caído James. Un primer año relegado por la BBC, y un segundo en el que, hasta este final de temporada, no ha vuelto a brillar. Pero pese a que el dicho dice que nunca es demasiado tarde, esta vez parece que sí lo es. Su sustitución sonó a despedida el pasado domingo, ovacionado por un público que le vio en su mejor momento y el cual, gran parte, siguió creyendo hasta que, por fin, la historia llegó a su fin. Ese aroma que desprendió en su llegada, fue el mismo con el que puede marcharse, aquel que dejó Mesut de lo que pudo haber sido pero que, al final, no pudo ser.

Imagen: Aitor Alcalde – Getty Images.

Redactado para Garrincha Magazine.

Sin Bruno Soriano para detener a Leo Messi

Manuel Gómez

Más de 500 días han pasado desde la última victoria del FC Barcelona sobre el Villarreal, fue allá por finales de 2015, en una de esas ausencias de Leo Messi que, tanto Neymar como Luis Suárez, solventaron con mucha eficacia. Pero de eso ha pasado mucho tiempo, y lo que nos trae hoy hasta aquí no fue aquel duelo frío de invierno, sino los dos que tuvieron lugar hasta esta tarde de primavera, de los cuales podemos sacar conclusiones para el encuentro que tendrá lugar en apenas unas horas. Seguir leyendo “Sin Bruno Soriano para detener a Leo Messi”

Dominaba Kroos, pero apareció Antoine

Manuel Gómez

Quizás uno de los derbis con menos historia trascendental de los últimos años se disputaba en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid de Zinedine Zidane saldría con su once de gala, once donde, para el técnico francés, de momento no tiene cabida Isco. Bajo un 4-3-3 con Casemiro reforzando a Kroos y Modric, y la BBC en punta de ataque, el plan no le salió del todo mal a Zidane, aunque los méritos, quizás, deberíamos dárselos a Diego Pablo Simeone.

Seguir leyendo “Dominaba Kroos, pero apareció Antoine”

Primero Orellana, después el Betis

Manuel Gómez

La situación del equipo de Víctor Sánchez del Amo y la primera titularidad de Fabián Orellana hacían del duelo entre Betis y Valencia una de las grandes tentativas de este sábado. Acorde a las expectativas, no defraudó el duelo vivido en el Benito Villamarín.

Seguir leyendo “Primero Orellana, después el Betis”

Manu Trigueros: opositó en Segunda, triunfa en Primera

A Manu Trigueros la vocación de enseñar le viene de casa. Hijo de dos profesores, parece que lo que de verdad le gusta al centrocampista de Talavera de la Reina es dar lecciones, bien sea de Matemáticas o Lengua en el colegio, o bien de fútbol sobre el césped del Estadio de la Cerámica. Antes de adquirir su nuevo nombre, El Madrigal ya fue escenario y testigo de muchas lecciones balompédicas de un jugador que llegó desde el filial para maravillar a todos y hacerse con un hueco fijo en un centro del campo habitado por jugadores internacionales de la talla de Bruno Soriano o del gran Marcos Senna.

Seguir leyendo “Manu Trigueros: opositó en Segunda, triunfa en Primera”

La ilusión de Jesé

Shark Gutiérrez

Estaba nervioso y ansioso por llegar, por volver. Había rechazado ofertas suculentas de la Serie A y la Premier por regresar a la isla de los diferentes microclimas, a su isla. En “El Transistor” confesó al presentador, José Ramón de la Morena, que siempre fue su primera opción. Al parecer, nunca dejó de soñar con vestir la camiseta que había visto tantas veces en el Insular, de niño y acompañado por su padre. Jesé Rodríguez había vuelto a Gran Canaria para vestir la camiseta de la Unión Deportiva Las Palmas.

Seguir leyendo “La ilusión de Jesé”

El Deportivo Alavés firmando en la Copa

El duelo se presumía igualado, disputado y decantado por pequeños detalles. Y ahí estuvo la eliminatoria, pues los detalles del Deportivo Alavés fueron más y mejores que el único detalle del Celta de Vigo: Iago Aspas. Mientras que el delantero celtiña se vio aislado en un ataque apático y demasiado ordenado para lo que acostumbra el equipo de Eduardo Berizzo, en el conjunto de Mauricio Pellegrino brillaron con luz propia Marcos Llorente y Víctor Camarasa.

Seguir leyendo “El Deportivo Alavés firmando en la Copa”

Leo Messi contra todo

No pasó a la final, no ganó el partido y no podrá celebrar, pero el Atlético de Madrid volvió a evidenciar, como ya hiciera en los últimos cuarenta y cinco minutos del Vicente Calderón, que ofrece y propone más que el FC Barcelona de Luis Enrique. Un Barça que ante la ausencia de Neymar formó bajo un 4-4-2 en busca de mostrar más solidez, pero que lejos de conseguirlo, dejó peor imagen que la mostrada la última semana.

Seguir leyendo “Leo Messi contra todo”

Cambio de planes en Granada

A estas alturas de la temporada, y con mucho más perdido que posibilidades de ganar, Lucas Alcaraz se ha jugado todo a un última baza: un cambio radical de planes. Y así lo mostró durante gran parte del encuentro frente a Las Palmas. Con su nueva pieza en punta, el Granada mostró un plan muy distinto a lo visto anteriormente, se lanzó a la presión alta y cedió sus opciones al robo temprano. Si así ocurría, tanto Adrián Ramos, como Aly Malle o Andreas Pereira quedaban a expensas de sus habilidades para finalizar con acierto. En caso contrario, eran los Tana, Kevin-Prince Boateng o Jonathan Viera los que dependerían de sí mismos.

Seguir leyendo “Cambio de planes en Granada”

Una buena presión, un gran Neymar

El Athletic quiso, pero no pudo. El Barça y Neymar no podían, hasta que quisieron. Ni la buena presión del Athletic durante el tramo inicial logró solventar antes de que la dupla, esta vez sin Luis Suárez, de la MSN hiciera acto de presencia.

Seguir leyendo “Una buena presión, un gran Neymar”

Iago Aspas no pudo con Fernando Pacheco

Quizás la grandeza de la Copa del Rey esté en eliminatorias como esta. El Celta de Vigo, valiente como venía mostrándose hasta el día de hoy, enfrentado a, quizás, el conjunto mejor trabajado defensivamente de la liga española, el Deportivo Alavés.

Seguir leyendo “Iago Aspas no pudo con Fernando Pacheco”

Una batalla en el Vicente Calderón

El primer sabedor del pobre juego del FC Barcelona las últimas semanas es Luis Enrique, y si bien solventarlo no parece vaya a ser prioridad a corto plazo, sí parece tener claro como afrontar este tramo de la temporada: aferrándose a la MSN.

Seguir leyendo “Una batalla en el Vicente Calderón”

Marcos Llorente: la joya de Mendizorroza

Seguramente los planes de Mauricio Pellerino no pasaban por la situación actual el día que cogió las riendas del Deportivo Alavés, pero tras veinte jornadas de liga, las aspiraciones del conjunto vitoriano suspiran por una Copa más cercana que nunca. Pero si todo esto, improbable hace tan solo unos meses, está tan cerca, es gracias, en gran medida, a Marcos Llorente.

Seguir leyendo “Marcos Llorente: la joya de Mendizorroza”