Lucas Pérez a las órdenes de Pepe Mel

La marcha de Lucas rumbo a Londres la pasada temporada no era un adiós, era un hasta luego. Lo sabía el club, lo sabía el aficionado y, por su puesto, lo sabía él. Pero lo que nadie sabía es que ese regreso se haría realidad tan solo un año después, tras apenas poder disfrutar de oportunidades en el Arsenal de Arsène Wenger. Pero Lucas sigue siendo Lucas, y el Dépor le necesita más que nunca. Pese a que apenas han pasado 365 días desde su marcha, la situación y contexto del equipo ha variado, y no precisamente poco. Los buenos resultados cosechados en la primera mitad de la temporada 2015/2016 no fueron suficientes y Gaizka Garitano llegaría para suplir a Víctor Sánchez del Amo. La estructura de su equipo aparentaba una rigurosa solidez, pero no llegó a conseguir esa misma estabilidad en los resultados y, entrado ya el 2017, Pepe Mel era el encargado de coger las riendas del equipo para lograr el principal objetivo: la salvación.

La llegada de Lucas supone, por fin, una pieza diferencial en el esquema de Pepe Mel.

Tras los dos primeros encuentros en esta nueva temporada, el Deportivo sigue en un estado de indefinición que solo Florin Andone estaba siendo capaz de romper por momentos. Con la llegada de Lucas todo cambia, no es solo un intercambio de piezas en el once, sino que a partir de ahora lo lógico es que todo gire su alrededor como ya ocurriera hace un par de años. Su movilidad y agresividad en zona de ataque permite una cantidad de variantes que, unidas a su componente emocional, puede dar a este Dépor lo que necesita, una identidad. Y aunque aún no lo habíamos visto, puede cambiar todo de cara al futuro del equipo en una doble punta acompañando a Florin. Es verdad que el ex-gunner también ha jugado cayendo a un costado y tomando esa posición de hombre de banda, pero en un contexto en el que él será el principal foco de ataque, poca posibilidad hay de que Mel no le sitúe donde más cómodo se siente; arriba y con total libertad. El problema es ver cómo se puede encajar todo entorno a esto, y es que Andone no es Luis Alberto, y la ocupación de espacios de dos hombres que atacan los mismos como principal arma puede ser difícil de gestionar. Ahí va a residir, posiblemente, el techo de este Dépor.

En caso de que ambos terminen encajando, el conjunto de Pepe Mel podrá aspirar a más de lo que, seguramente, ellos mismos crean, como ya pasara en aquella primera mitad de temporada. En caso contrario, estaría por ver cuál es la combinación que más puede potenciar a un Lucas que se presentaría como punta de lanza escoltado, o bien por Emre Çolak o, aunque menos probable, por Adrián López. El primero ejercería de lanzador, aunque la simple figura de Lucas puede no ser suficiente en determinadas situaciones. En caso de ser Adrián, podríamos decir que la situación quedaría cercana a lo que fue Lucas en su primera etapa aquí, una versión más combinativa ante una pareja de baile con la calidad suficiente para prosperar en dicho aspecto.

Todo se resume en el sentido que quiera darle Pepe Mel al Deportivo de Lucas.

Al final, como todo, queda en manos de un Pepe Mel que seguro sabe darle sentido a todo lo que ofrece la vuelta de Lucas. Ese 4-4-2 o 4-2-3-1, con un repliegue bajo para generar espacios o un bloque mucho más alto para intentar dominar desde la primera línea de presión. Un sinfín de opciones que, con la vuelta de Lucas Pérez, este Dépor podrá volver a tener como ya tuviera hace un par de temporadas. Porque, al final, Lucas lo cambia todo, pero con muchas opciones de cambiarlo en la buena dirección.

Imagen:  Miguel Riopa – Getty Images.

Redactado para Balón en Profundidad.

Anuncios

Marcos Llorente, Mateo Kovacic y la extensa sombra de Casemiro

La llegada de Zinedine Zidane al banquillo del Real Madrid trajo, quizás, más sorpresas de las que cualquiera hubiera podido esperar. En relación a la figura que le representaría sobre el terreno de juego, y a tenor de su pasado como futbolista, pocos presagiaban que sería un joven brasileño, tras su paso por el Oporto, quien daría forma y figura a los esquemas del francés. Carlos Henrique Casemiro se tornaría, en esos primeros meses de convulsión, en uno de los jugadores más determinantes que se habían visto sin necesidad de asistir o golear. Tras esta primera exhibición, su figura cobró una dimensión aún mayor, tanto fue así, que Mateo Kovacic llegó del Inter de Milán para, de alguna forma, ser el suplemento del brasileño ante la ausencia de éste, a pesar de los distintos perfiles que aportaban a priori.

Mateo Kovacic se presentó como un jugador vertical, rompedor de líneas.

Un segundo año de Zidane al mando del conjunto blanco dejó claro que la figura ya instaurada de Casemiro era, sin duda, uno de sus pilares fundamentales. El problema es que Mateo no terminó de cuajar, la falta de minutos y sus continuas lagunas en fase defensiva dejaban ver que sustituir a Carlos Henrique no iba a ser tan sencillo, al menos en los partidos de cierto nivel. Y ahí apareció Marcos. Cedido en el Deportivo Alavés de Mauricio Pellegrino, el joven canterano del Real Madrid se tornó, como ya hiciera Casemiro a las órdenes de Zidane, en una pieza clave e insustituible en los esquemas de su técnico. Un perfil muy similar a lo que busca y tanto ansía el francés, ese perfil de pura contención, ya sea gracias a su sobresaliente colocación sobre el rectángulo verde, o gracias a las continuas ayudas y poderío físico. Pero es que, además, Marcos reúne una cualidad que se le ha intentado inculcar a Casemiro sin demasiado éxito, esa primera entrega en corto. Esa recepción de espaldas, giro u orientación y salida simple pudiendo superar la primera línea de presión sin demasiados problemas.

Ese primer pase, ese giro con orientación que tan bien efectúa Marcos Llorente.

Y con esto llegamos al tercer año consecutivo de Zinedine Zidane en el banquillo blanco. Esta vez, por fin, con un reemplazo natural para su principal figura sobre el césped. Casemiro por fin tendrá un suplemento de su mismo perfil. ¿Esto conlleva la salida de Mateo? Si para muchos la respuesta es sí, yo tengo mis dudas. Sin ser ese perfil que precisaba Zidane, el croata es uno de esos jugadores diferentes, un perfil complicado de encontrar a estos niveles en el mercado. Una facilidad para superar líneas en vertical solo a la altura de los primeros metros de Luka Modric, y esto son palabras mayores. El problema -bendito problema- recae sobre Zidane. Que tendrá que decidir o, en su defecto, gestionar una rotación demasiado extensa para ser competitiva, al menos a priori. Lo único seguro es que, pase lo que pase, la figura de Casemiro no se toca.

Imagen: Laurence Griffiths – Getty Images.

Redactado para Balón en Profundidad.

Cristiano de Europa

Manuel Gómez

Hizo lo que quiso, como quiso y cuando quiso. Con esta simple frase podríamos resumir lo que ha sido Cristiano Ronaldo en Europa estos últimos años, y más concretamente lo que ha sido Cristiano esta pasada noche en el Santiago Bernabéu, un dominador total que, en los momentos importantes, nunca se escondió, sino todo o contrario. No lo hizo en 2014 rompiendo el récord absoluto de goles en una misma edición de la Champions League, no lo hizo la temporada pasada solventado él solo el momento más crítico de toda la andadura blanca en la fase decisiva, y no lo ha hecho este año, anotando 5 goles al Bayern de Múnich, y otros 3 al Atlético de Madrid.

Seguir leyendo “Cristiano de Europa”

Marcelo y Carvajal para profundizar

Manuel Gómez

Casi temporada y media después de que Zinedine Zidane cogiera las riendas del Real Madrid, se pueden sacar dos conclusiones claras, a la par que esclarecedoras. La primera y más importante, o al menos se presuponía así, es que, estando disponibles, nadie puede debatir sobre la BBC. Consecuencia de esto, o eso pensábamos, se determina la segunda consigna, y es que, al igual que sus tres máximas estrellas, el lugar de Casemiro está en el once titular. La cuestión es, que meses después de su primera apuesta, la BBC pasa por su peor momento, muchas veces ni siquiera coincide sobre el terreno de juego, pero, aun así, Casemiro se mantiene en el once.

Seguir leyendo “Marcelo y Carvajal para profundizar”

Al ritmo de Karim Benzema

Manuel Gómez

Partiendo de 9, como es habitual, pero transitando por donde él quiso, como él quiso y asociándose con quién quiso. Así se puede resumir el partido de Karim Benzema ante el Deportivo Alavés y, posiblemente, ante cualquier rival que se haya enfrentado al Real Madrid en las últimas semanas. Se lo nota tranquilo y feliz al delantero francés que, una vez más, y ya he perdido la cuenta, volvió a reivindicarse. No será el delantero más goleador, ni más luchador que verán vuestros ojos, tampoco voy a decir que será el mejor, porque posiblemente mentiría, pero con casi total seguridad, será uno de los más especiales.

Seguir leyendo “Al ritmo de Karim Benzema”

El Real Madrid sin Casemiro

Manuel Gómez

No voy a negar que pensé que sería bonita, que en casa y ante una Unión Deportiva de capa caída la prueba sería factible, pero nada más lejos de la realidad, me topé con la realidad de bruces. El plan de Zidane desde su llegada al banquillo blanco fue muy clara, el juego del Madrid se basaría en la solidez defensiva que ofrecía su 4-3-3 con Casemiro ejerciendo de pivote por detrás de Toni Kroos y Luka Modric.

Seguir leyendo “El Real Madrid sin Casemiro”

El Valencia de Fabián Orellana

Manuel Gómez

El trágico año del Valencia quedó a la deriva tras la marcha de Cesare Prandelli a finales de año. Las riendas recayeron, como ya es costumbre en las inmediaciones de Mestalla, en un Voro que volvía a enfrentarse él solo a los leones. Con poco o nada margen de maniobra, la aventura parecía seguir el transcurso de lo vivido hasta el momento.

Seguir leyendo “El Valencia de Fabián Orellana”

Manu Trigueros: opositó en Segunda, triunfa en Primera

A Manu Trigueros la vocación de enseñar le viene de casa. Hijo de dos profesores, parece que lo que de verdad le gusta al centrocampista de Talavera de la Reina es dar lecciones, bien sea de Matemáticas o Lengua en el colegio, o bien de fútbol sobre el césped del Estadio de la Cerámica. Antes de adquirir su nuevo nombre, El Madrigal ya fue escenario y testigo de muchas lecciones balompédicas de un jugador que llegó desde el filial para maravillar a todos y hacerse con un hueco fijo en un centro del campo habitado por jugadores internacionales de la talla de Bruno Soriano o del gran Marcos Senna.

Seguir leyendo “Manu Trigueros: opositó en Segunda, triunfa en Primera”

La ilusión de Jesé

Shark Gutiérrez

Estaba nervioso y ansioso por llegar, por volver. Había rechazado ofertas suculentas de la Serie A y la Premier por regresar a la isla de los diferentes microclimas, a su isla. En “El Transistor” confesó al presentador, José Ramón de la Morena, que siempre fue su primera opción. Al parecer, nunca dejó de soñar con vestir la camiseta que había visto tantas veces en el Insular, de niño y acompañado por su padre. Jesé Rodríguez había vuelto a Gran Canaria para vestir la camiseta de la Unión Deportiva Las Palmas.

Seguir leyendo “La ilusión de Jesé”

Pato no se convertirá en cisne

La de Alexandre Pato no es una historia banal. Alexandre Rodrigues da Silva, más conocido como Pato, nació hace veintisiete años en la localidad brasileña de Pato Branco. A los once años y tras fracturarse el brazo en dos ocasiones, sus padres lo llevaron a varios especialistas, pero ninguno conseguía dar con un diagnóstico certero. El tiempo se agotaba pero entonces, como un oasis en medio del desierto, apareció Paulo Roberto Mussi, traumatólogo de la ciudad paranaense que da nombre al futbolista carioca.

Seguir leyendo “Pato no se convertirá en cisne”

Marcos Llorente: la joya de Mendizorroza

Seguramente los planes de Mauricio Pellerino no pasaban por la situación actual el día que cogió las riendas del Deportivo Alavés, pero tras veinte jornadas de liga, las aspiraciones del conjunto vitoriano suspiran por una Copa más cercana que nunca. Pero si todo esto, improbable hace tan solo unos meses, está tan cerca, es gracias, en gran medida, a Marcos Llorente.

Seguir leyendo “Marcos Llorente: la joya de Mendizorroza”

Mateo Kovacic como plan de ataque

La delicada ausencia de Luka Modric, sumado a la ya prolongada baja de Gareth Bale (único jugador autosuficiente hoy en día en el once titular del Real Madrid), complicaron en exceso la idea de juego establecida hasta el momento por Zinedine Zidane. Tras la peor semana en sus más de 365 días de mandato, el técnico francés ha optado por una solución curiosa, y es que la vuelta de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema a un nivel óptimo se veía más cercana con un nexo de unión que con la idea mostrada sobre el terreno de juego.

Seguir leyendo “Mateo Kovacic como plan de ataque”

En los pies de Pablo Sarabia

La realidad y dimensión del fútbol español, o mejor dicho, del fútbol de la Liga Española, quizás no se valore hasta dentro de unos años cuando se pueda ver con perspectiva, pero sin duda alguna, está por encima de cualquier otra liga. Y eso, a la vez que trae cosas buenas, se autoimpone sus propias exigencias.

Seguir leyendo “En los pies de Pablo Sarabia”

La importancia de Marcelo y Carvajal

Con tan solo 3 partidos a sus espaldas, Zidane ya ha dejado ver un evidente cambio en el estilo del Real Madrid. Mucha más posesión, salida limpia de balón y, sobretodo, profundidad de sus laterales. Una profundidad perdida con Benítez para mejorar la defensa, pero que en una plantilla de la calidad blanca, no terminó de cuajar.

Seguir leyendo “La importancia de Marcelo y Carvajal”