Sin Bruno Soriano para detener a Leo Messi

Manuel Gómez

Más de 500 días han pasado desde la última victoria del FC Barcelona sobre el Villarreal, fue allá por finales de 2015, en una de esas ausencias de Leo Messi que, tanto Neymar como Luis Suárez, solventaron con mucha eficacia. Pero de eso ha pasado mucho tiempo, y lo que nos trae hoy hasta aquí no fue aquel duelo frío de invierno, sino los dos que tuvieron lugar hasta esta tarde de primavera, de los cuales podemos sacar conclusiones para el encuentro que tendrá lugar en apenas unas horas.

En ambos, pese a las diferentes piezas empleadas por los dos, prima una consigna para entender el porqué de los resultados: Bruno Soriano. Pero no su simple presencia, sino su disposición táctica para frenar al único hombre que, por momentos, parece imparable: Leo Messi.

El Villarreal repliega con dos líneas muy juntas de cuatro hombres destacando la figura de Bruno Soriano.

En su disposición clásica de 4-4-2, el conjunto de Fran Escribá, como ya hiciera el de Marcelino, buscó cercar, en la medida de lo posible, el área de acción de Leo Messi, para ello, el repliegue de sus dos líneas de cuatro debía ser lo más perfecto posible, y ahí entraba en juego la figura de Bruno. Si bien el dos para uno sobre Neymar, o el dos para uno sobre Luis Suárez se torna factible gracias a la demarcación de ambos, hacer lo propio con Leo y su zona de influencia, que abarca más que la de muchos otros, ya cuesta un poco más. Escorado en el costado izquierdo del doble pivote, Bruno es el encargado de someter a Leo a continuas desventajas una vez que éste cruza línea divisora, ya sea en cobertura al lateral, o achicando distancias con su central izquierdo que, por regla general, es Víctor Ruíz. La disposición táctica de ese cuadrado que forman Bruno con Manu Trigueros y sus dos centrales, entrama una de las variantes que más le ha costado descifrar a Leo.

No estará Bruno, y el plan pasará a valorarse a nivel general.

El problema de esto, es que mañana el conjunto de Fran Escribá no podrá contar con su hombre referencia, y la zona abarcada por el 21 será ocupada, a priori, por Rodri, un perfil distinto que tendrá que superar una de las pruebas de fuego más exigentes del fútbol actual, y es que parar, de una manera u otra al 10 argentino no es cosa sencilla. Para ello, además de una actuación individual a la altura, el Villarreal tendrá que modificar su plan, al menos en cuanto a idea se refiere. Este esquema, que prioriza la defensa en bloque sobre su ataque cuando enfrente se sitúa Leo Messi, se cimienta en la gran autosuficiencia de su delantera, ya sea Sansone – Pato o Roberto Soldado – Bakambu, esta última más que probable mañana.  Y es este aspecto, que en otras ocasiones fue un recurso, se tendrá que convertir en plan si el Villarreal en unas horas, pese al contexto adverso, quiere verse con opciones de sacar algo positivo.

Imagen: Jose Jordan – AFP / Getty Images.

Redactado para Garrincha Magazine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s