El Valencia de Fabián Orellana

Manuel Gómez

El trágico año del Valencia quedó a la deriva tras la marcha de Cesare Prandelli a finales de año. Las riendas recayeron, como ya es costumbre en las inmediaciones de Mestalla, en un Voro que volvía a enfrentarse él solo a los leones. Con poco o nada margen de maniobra, la aventura parecía seguir el transcurso de lo vivido hasta el momento.

Un equipo apático y errático a la par, sin alma, como quien espera su final a sabiendas del desenlace del mismo. Pero entonces apareció Fabían Orellana. Una vuelta a su primera imagen en Vigo, en tres cuartos, acusando la espalda del mediocampo rival y generando esos pases entre líneas que tanta falta hacían en Mestalla.

Voro encontró un plan para su Valencia: jugar al ritmo de Fabián Orellana.

Pasando del 4-3-3 al 4-2-3-1, la entrada del chileno en la mediapunta desencadenó una serie de acontecimientos que no solo han hecho mejorar los resultados del conjunto ché, sino que más allá de eso, mucho más importante, han logrado cambiar la imagen ofensiva del equipo. La aparición en tres cuartos de Fabián, además, retrasa la situación de Dani Parejo, que lejos de tener que cargar con el peso ofensivo, se centra como foco principal en la base de la jugada. La salida desde los centrales pasa por él, y la calidad de la jugada mejora notablemente. En consecuencia, las alas han vuelto a coger importancia propia en fase ofensiva, Nani por izquierda y Munir por derecha dieron buena muestra de ello ante el Athletic, llegando y superando una y otra vez a sus pares.

El dominio bajo presión como marca personal.

Y, por último, la implicación sin balón que ha acabado generando. El Valencia muestra ahora un signo que no hacía presencia desde hacía varios meses. La presión vuelve a ser efectiva, una presión adelantada que focaliza su acción con Orellana mediando a la altura del punta. Una presión que ahora sí, tiene sentido. Las piezas giran en torno a Fabián, y Fabián hace girar las piezas de una manera más adecuada. Es un Valencia muy distinto al de hace unos meses, es el Valencia de Fabián Orellana.

Redactado para Garrincha Magazine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s