Cambio de planes en Granada

A estas alturas de la temporada, y con mucho más perdido que posibilidades de ganar, Lucas Alcaraz se ha jugado todo a un última baza: un cambio radical de planes. Y así lo mostró durante gran parte del encuentro frente a Las Palmas. Con su nueva pieza en punta, el Granada mostró un plan muy distinto a lo visto anteriormente, se lanzó a la presión alta y cedió sus opciones al robo temprano. Si así ocurría, tanto Adrián Ramos, como Aly Malle o Andreas Pereira quedaban a expensas de sus habilidades para finalizar con acierto. En caso contrario, eran los Tana, Kevin-Prince Boateng o Jonathan Viera los que dependerían de sí mismos.

Sin Roque Mesa, la salida de balón de la UD perdía eficiencia.

Las opciones quedaba radicadas a las dos mencionadas, y sin Roque Mesa en el comienzo de la jugada para salir del paso de tal presión, Andreas Pereira decantó la balanza. Una genialidad rompió el empate, y reafirmó el plan de Lucas Alcaraz. Pero la presión basada en movimientos continuos y agresivos perdió fuelle con el paso de los minutos. Ahí, la Unión Deportiva que mantiene el temple sea cual sea la situación, fue creciendo en juego y, sobre todo en confianza, pero tras el descanso, y con las fuerzas recargadas, el plan inicial del Granada volvió a superar el esquema canario. Y como en la primera mitad, el efecto acabó desvaneciéndose, aunque lo suficientemente tarde como para no dar tiempo a reaccionar al conjunto de Quique Setién. Ni siquiera los estrenos de Jesé y Halivovic fueron suficientes para igualar el marcador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s