Mateo Kovacic como plan de ataque

La delicada ausencia de Luka Modric, sumado a la ya prolongada baja de Gareth Bale (único jugador autosuficiente hoy en día en el once titular del Real Madrid), complicaron en exceso la idea de juego establecida hasta el momento por Zinedine Zidane. Tras la peor semana en sus más de 365 días de mandato, el técnico francés ha optado por una solución curiosa, y es que la vuelta de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema a un nivel óptimo se veía más cercana con un nexo de unión que con la idea mostrada sobre el terreno de juego.

La verticalidad de Mateo Kovacic hizo acto de presencia.

Dos apuestas sobresalían sobre las demás para ocupar ese interior derecho: Isco Alarcón y Mateo Kovacic. El primero aumentaría cuantitativamente y, sobre todo, cualitativamente las posesiones blancas, además sería la pieza perfecta de unión entre las líneas blancas en transición ofensiva. Mateo era una solución diferente, con menos influencia asociativa en el juego, recuperaría esa verticalidad a la hora de superar líneas que aportaba Luka, eso sí, el asentamiento en campo contrario perdería adeptos simultáneamente.

A todo esto, y cuando la primera opción ganaba posiciones, Zidane sorprendió con la segunda, y para bien de su equipo, muy positivamente. La falta de autosuficiencia de los jugadores blancos quedó algo paliada con la entrada de Mateo, que es capaz por sí solo de generar peligro, sin necesidad de una buena tónica de equipo.

El plan de ataque quedó influenciado.

Ante el poco peligro generado por sus dos estandartes, el técnico francés abrió otra posibilidad a su abanico de planes en ataque. Mateo Kovacic, con total libertad de movimiento una vez recibía el balón, se ha encargado de encauzar la mayoría de ataques blancos a expensas de la activación de Cristiano y Karim. Ante la Real Sociedad, el primero volvió a mostrar detalles de lucidez, las arrancadas del croata causaron efecto, aunque el nueve blanco sigue a la espera de noticias. Sea cual fuere el motivo, Zinedine Zidane encontró una posible solución de ataque en la anarquía de Kovacic, aunque a priori no parezca excesivamente prolongada.

Imagen: Gonzalo Arroyo Moren | Getty Images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s