La vuelta de James Rodríguez

Poco más de media hora sobre el césped del Santiago Bernabéu fue más que suficiente para confirmar que el Real Madrid, que ya suma 38 partidos consecutivos sin perder, estaba siendo muy superior en todo a un Sevilla desdibujado. Y a eso, se sumó James.

La apuesta inicial de Zidane dejaba serias dudas, teniendo en cuenta que en frente estaría el Sevilla de Sampaoli, la ausencia al completo de la BBC parecía dejar desprotegido el ataque blanco, aunque nada más lejos de la realidad. El refuerzo de la zona interior con James y Asensio dio ese punto extra suficiente para golpear, rematar y dominar.

A James no se le ha olvidado jugar al fútbol

Quizás la pieza más en entredicho de todo el proyecto de Zidane es la de James Rodríguez; desde que en su primer año nos mostrara el potencial que tiene en esa pierna izquierda, hemos visto demasiadas imágenes que ni siquiera pueden asemejarse, pero ante el Sevilla, y en la enésima oportunidad, salió a la luz. La idea del conjunto blanco era clara: presión alta, recuperación temprana y temple con balón, algo que Casemiro, Kroos y Modric tienen asimilado como si viniera de serie en ellos. La superioridad mostrada en el centro del campo durante los noventa minutos deja constancia de ello.

Tras la primera estocada de James, el conjunto de Sampaoli terminó de desplomarse. Perdió cualquier ápice de control que había tenido por medio de Samir Nasri, y acabó doblegado. Las pocas salidas que tuvo acabaron siendo frustradas, en su mayor medida, por un inconmensurable Nacho, que empieza a dejar muy corto el “siempre cumple”. Con la segunda del colombiano, no sin antes atizar Varane, el partido quedaba vendido.

El Real Madrid dominó todos los tempos del partido

Pero si algo caracteriza también, y esta vez para mal, al equipo de Zidane, es la relajación tras superioridad. Algo que, por primera vez en bastante tiempo, no se vio sobre el terreno de juego. Al son de Luka y Toni, y con un Marcelo ejerciendo en zona de tres cuartos, el Real Madrid durmió y dejó en nada al Sevilla, que se dedicó a deambular por el terreno de juego sin algo a lo que agarrarse. Viendo y sufriendo, pues con algo más de acierto, la cosa hubiera sido mucho peor. Como bien diría a posteriori Jorge Sampaoli: “La superioridad en el marcador la ha hecho el Real Madrid, que ha sido muy superior”. Una frase que resume lo que se pudo disfrutar hoy en La Castellana.

Anuncios

Un comentario sobre “La vuelta de James Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s